Micropigmentación pezón

Reconstrucción de pezones

Este tipo de técnica de micropigmentación en reconstrucción de pezones se realiza de forma exclusiva para cubrir imperfecciones en la zona.

Tras una operación quirúrgica de extirpación de mama o mastectomía, o para corregir determinadas imperfecciones de la piel en la zona más sensible del pecho de la mujer, se utiliza la micropigmentación de reconstrucción de pezones.

Los resultados son muy llamativos, porque nadie podría decir que antes en esa zona micropigmentada no había nada.

Es necesario que las cicatrices que se van a tapar estén bien curadas, ya que los pigmentos se adherirán a la perfección.

Es importante que la persona que se somete a este tratamiento de belleza sepa las condiciones en las que se debe aplicar el proceso.

Sin duda, el resultado hará que te olvides de todo lo que anteriormente hayas vivido en relación a esa cirugía, tu pecho quedará como siempre lo habías tenido.

Confía en CulpaMía para tu micropigmentación de pezón

MICROPIGMENTACIÓN PEZÓN

De los tratamientos más importantes que se han convertido en un símbolo de vida, es la reconstrucción de pezones a través de la micropigmentación de pezón.

Esta técnica es muy útil cuando se trata de reconstruir pezones después de una operación quirúrgica de extirpación de mamas o para cubrir imperfecciones en esta zona de la piel.

Los logros que se obtienen después del tratamiento son sorprendentes. Se pueden apreciar pezones reconstruidos como si nunca hubiesen desaparecido.

Lo importante es que las cicatrices que se van a cubrir ya hayan sanado por completo para que los pigmentos puedan adherirse muy bien.

Lo más motivante es que después de hacerte este tratamiento de belleza podrás dejar atrás las experiencias difíciles y verás que tu pecho quedará como lo habías tenido antes.

LOS ALCANCES DE UNA MICROPIGMENTACIÓN DE AREOLA Y PEZÓN

Este es un procedimiento para implantar pigmento en mamas reconstruidas después de superar un tratamiento oncológico.

El objetivo es conseguir resultados simétricos, naturales y con sensación de volumen.

Una vez efectuada la mastectomía después de padecer cáncer de mama, es importante para la recuperación física y anímica de la paciente, lograr tener su pecho lo más parecido a como era antes.

En este sentido la técnica de micropigmentación de pezón y areolas es el mejor tratamiento para reconstruirlas.

Si es tu caso, podrás recuperar la confianza y la seguridad y volverás a sentirte tu misma una vez hayas superado una prueba como esta.

Una mujer después de pasar una cirugía para extirpar las mamas por cáncer, debe recuperarse en lo físico pero también en la estética en su cuerpo.

Este es un factor determinante para su estado emocional.

Gracias a la técnica de la micropigmentación en Madrid, los resultados se ven de forma inmediata.

Lo mejor es hacer la micropigmentación antes de iniciar las sesiones de quimioterapia, por contraindicación.

EN QUE CONSISTE LA MICROPIGMENTACIÓN DE PEZÓN Y AREOLA

El proceso inicia mediante el dibujo de un boceto de cómo quedarían las areolas y pezones después de la pigmentación.

El objetivo es lograr un diseño armónico con el resto del cuerpo.

Además, devolver la simetría y un aspecto natural al seno.

En este caso la micropigmentación actúa como un tatuaje intradérmico que permite recuperar el aspecto del pezón y de la areola.

Lo mejor es hacer este tratamiento unos 2 ó 3 meses después de la cirugía, pues ya se tendrá definida la forma definitiva como haya quedado el seno.

En esta etapa es posible realizar un tatuaje haciendo la forma de la areola, a través de una coloración o pigmentación lo más parecida posible.

Es muy probable que a futuro se deban hacer retoques ya que con el tiempo el pigmento puede ir perdiendo el tono.

Los resultados son maravillosos logrando simetría que hacen lucir los senos muy naturales.

No es posible determinar cuántas sesiones se pueden llevar para aplicar esta técnica. Por eso te ofrecemos un acompañamiento personalizado para analizar tu caso.

La micropigmentación puede durar entre dos y cuatro años, no es definitiva.

La micropigmentación de pezón y areolas es ambulatoria donde se hace un tatuaje en la zona mediante el uso de micro agujas.

Con ellas se aplican los pigmentos en la dermis a 1 o 2 milímetros de profundidad.

Los pigmentos son biocompatibles, estériles e inertes, de origen animal.

Pueden ser más llamativos al principio y con el tiempo se van desvaneciendo. Por ello son necesarios los retoques para mantener el color con la misma intensidad que al inicio.

Después se deben seguir las indicaciones de cuidado y entre otras cosas, evitar la exposición al sol y el uso de piscinas y zonas húmedas.

Consigue la mejor micropigmentación de pezón